viernes, 13 de abril de 2012

reseña 2 de la tauromaquia emanuel rengifo


Reseña anti tauromaquia.

"cuando se nace y se crece rodeado de corridas, capeas y encierros de toros por todas partes puede creer que esta costumbre bárbara es algo natural, pero llega un momento en que se experimenta una revelación". Este fragmento fue tomado de un ensayo llamado Antitauromaquia de Manuel Vincet, escritor, periodista, articulista y galerista de arte español. También fue en su niñez y juventud uno de tantos españoles que gozo de la fiesta nacional, hasta hoy en día descubrió su miseria. Nadie tiene derecho sobre nuestras vidas, así como tampoco nosotros sobre la de los demás. Los animales no son objetos, ni maquinas creadas para satisfacer nuestras necesidades. Desafortunadamente, los animales no hablan, pero sienten igual que usted y que yo. El hecho de que pensemos y razonemos sofisticadamente no quiere decir que podamos hacer lo que queramos con la existencia de los demás, maltratando y abusando de aquellos seres sensibles que son parte importante del planeta en que vivimos.
Piensa un instante y reflexiona, date cuenta de lo que estás apoyando, actos malévolos y criminales, industrias infernales que obtienen ganancias de la  explotación y tortura de inocentes criaturas que no tienen armas para defenderse ni palabras para reclamar su derecho a la vida y a la libertad. Los toros solamente nacen para satisfacer el ocio de las personas, para llenar el morbo de ver a un animal morir, se puede decir que nacen para ser encerrados, decapitados, acuchillados y mutilados por los humanos.

En los zoológicos, además de tener encerrados a los animales en reducidos espacios,  se les roba la dignidad y no son mas que objetos para los empresarios que lucran con sus vidas. En los circos los animales son humillados y encarcelados, tal vez provocara risa y distracción para el ser humano pero será una vida de lagrimas y tristeza para ellos.  Las tiendas de mascotas exóticas no son mas que sucios negocios, donde a los animales se les priva de su hábitat natural, condenándolos a una vida de encierro y dañando seriamente la naturaleza.

Definamos la tauromaquia: es el espectáculo público de la tortura sangrienta, cruel y prolongada de un mamífero superior capaz (como nosotros) de sentir dolor. la corrida no es mas que una técnica de tortura, comparable a las que se emplean con los humanos, capaz de transformar a una persona entera en una piltrafa a la que se puede manejar como se quiera.

Todo mundo pide paz y respeto, marchas y protestas, pero ¿cómo vamos a exigir paz y respeto, si nosotros no lo damos? ¿acaso es pacifico matar? Tu podrías decir que directamente no matas, ¿pero te has puesto a pensar que al dar tu dinero a las personas que lo hacen, te vuelves cómplice? Porque con tu dinero estás manteniendo todo esos rastros donde la sangre, el sufrimiento y la agonía son algo cotidiano.

Es nuestra obligación parar esta ola de violencia. Tal vez no podamos frenar las industrias sangrientas y abusivas que abundan en nuestra sociedad en un dia, pero podemos empezar evitando el consumo de sus productos, eso es bastante, ya que de esta forma no contribuiremos más a la violencia necesaria. Afortunadamente la sabia naturaleza nos ha dado todo lo indispensable para vivir en armonía, sin tener que destruir, agredir y torturar a otro ser vivo.

Solo me queda por preguntar, ¿quieres ser parte del problema o de la solución? Tu eliges si eres destructor de vidas, o constructor de esperanza, para un futuro en que reine la paz, el respeto, la tolerancia y el amor hacia un mundo que todo no lo ha dado y que cada vez mas lo destruimos.

por: emanuel rengifo

No hay comentarios:

Publicar un comentario